LA CONSELLERIA DE AGRICULTURA APUESTA POR LA TÉCNICA DE CONFUSIÓN SEXUAL COMO LA SOLUCIÓN A LA POLILLA DEL RACIMO, DESTINANDO 2’5 MILLONES DE EUROS