MÁLAGA ENCARA SIN INCIDENCIAS EL FINAL DE UNA VENDIMIA HISTÓRICA CON UN LEVE DESCENSO EN LA PRODUCCIÓN